DASM Escuela de apologetica online

Banner dasm

RETP Apologetico en 7 minutos

 

 

MIRA VIDEOS GRATIS DE DEFENSA DE LA FE EN https://www.facebook.com/martinzavalapredicador/

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

15 de junio de 2021 - 3:21 PM

 

Redacción ACI Prensa

 

Escuela de Apologética:

https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

 

En muchas ocasiones a lo largo de su pontificado, el Papa Francisco ha alertado a los fieles de todo el mundo de la existencia y acción del diablo.

Aquí presentamos 21 ocasiones en las que el Santo Padre habló fuerte y claro sobre el demonio, su existencia, su acción y lo que puede hacer un católico para combatirlo:

 

1.El diablo no es un mito y debemos combatirlo

El 30 de octubre de 2014, en la homilía de la Misa que presidió en la capilla de la Casa Santa Marta, donde reside, el Santo Padre dijo que “a esta generación y a muchas otras se les ha hecho creer que el diablo era un mito, una figura, una idea, la idea del mal ¡pero el diablo existe y nosotros debemos combatir contra él! ¡Lo dice San Pablo, no lo digo yo! ¡Lo dice la Palabra de Dios!”.

 

“El diablo es mentiroso, es el padre de los mentirosos, el padre de la mentira”, dijo.

 

2.La táctica del demonio para tentar al hombre

El 11 de abril de 2014, el Santo Padre explicó que así como el demonio “tentó a Jesús tantas veces, y Jesús sintió en su vida las tentaciones”, así también los hombres son tentados.

 

“También nosotros somos objeto del ataque del demonio, porque el espíritu del mal no quiere nuestra santidad, no quiere el testimonio cristiano, no quiere que seamos discípulos de Jesús”, dijo.

 

“¿Cómo hace el demonio para alejarnos del camino de Jesús? La tentación comienza levemente, pero crece: siempre crece. Segundo, crece y contagia a otro, se transmite a otro, trata de ser comunitaria. Y, al final, para tranquilizar el alma, se justifica. Crece, contagia y se justifica”, advirtió.

 

3.Existe el demonio y hay una guerra contra la verdad y la vida

El 31 de diciembre de 2015, en una audiencia con miles de niños en el Aula Pablo VI en el Vaticano, el Santo Padre dijo que “en el mundo existe la lucha entre el bien y el mal, dicen los filósofos. Es la lucha entre el demonio y Dios. Esto existe todavía. Cuando a cada uno de nosotros le vienen las ganas de hacer una maldad. Esa pequeña maldad es una inspiración del diablo. Que a través de la debilidad que ha dejado en nosotros el pecado original te lleva a esto. Se hace el mal en las pequeñas cosas como en las cosas grandes”.

 

“Es una guerra contra la verdad de Dios, la verdad de la vida, contra la alegría. Esta lucha entre el diablo y Dios dice la Biblia que continuará hasta el fin”, explicó.

 

4.El diablo tiene 2 armas para destruir a la Iglesia desde dentro

El 9 de septiembre de 2016, en un discurso ante más de 100 obispos en el Vaticano, Francisco señaló que “las divisiones son el arma que el diablo tiene más a la mano para destruir la Iglesia desde dentro. Tiene dos armas, pero la principal es la división: la otra es el dinero. El diablo entra por las rendijas y destruye con la lengua, con los chismes que dividen y el hábito de chismorrear, que es una costumbre de ‘terrorismo’”.

 

“El chismoso es un ‘terrorista’, que lanza la bomba –el chisme– para destruir. Por favor, luchen contra las divisiones, porque es una de las armas que tiene el diablo para destruir a la Iglesia local y la Iglesia universal”.

 

5.¡Cuidado con el diablo porque causa división y juega sucio!

El 12 de septiembre de 2016, el Santo Padre dijo en la Misa en Santa Marta que en la Iglesia “el diablo siembra celos, ambiciones, ideas, ¡pero para dividir! O siembra codicia”.

 

Cuando eso pasa ocurre como cuando hay guerra: “todo queda destruido”. “Y el demonio se va contento. Y nosotros, ingenuos, entramos en su juego”.

 

6.¡La guerra viene del demonio porque quiere el mal!

El 20 de septiembre de 2016, en la homilía de la Misa en la Casa Santa Marta, el Papa explicó que la guerra es uno de los signos del demonio.

 

“No existe un Dios de la guerra”, afirmó; y precisó que es una obra del “maligno” que “quiere matar a todos”. Por eso, Francisco pidió orar con la convicción de que “Dios es un Dios de paz”.

 

Hoy se invita “a todos los hombres de buena voluntad, de cualquier religión, a orar por la paz” porque “¡el mundo está en guerra y sufre!”, dijo.

 

7.La corrupción es hacerse seguidor del diablo

El 17 de noviembre de 2016, en un discurso a la Asociación de Empresarios Católicos, Francisco señaló que la corrupción es “hacerse seguidor del diablo”.

 

“La corrupción está generada por la adoración del dinero y vuelve al corrupto prisionero de esa misma adoración. La corrupción es un fraude a la democracia, y abre las puertas a otros males terribles como la droga, la prostitución y la trata de personas, la esclavitud, el comercio de órganos, el tráfico de armas, etc. La corrupción es hacerse seguidor del diablo, padre de la mentira”, afirmó el Santo Padre.

 

8.Con el diablo no se dialoga

El 25 de noviembre de 2016, también en Santa Marta, el Pontífice dijo que el diablo “es un mentiroso. Aún más: es el padre de la mentira, que genera mentiras. Es un estafador. Te hace creer que si comes de esta manzana serás como un Dios. Te la vende de ese modo y tú la compras, y al final te estafa, te engaña y te arruina la vida”.

 

El Pontífice se preguntó cómo podemos hacer para no dejarnos engañar por el diablo. “Jesús nos enseña cómo: no dialogar nunca con el diablo. Con el diablo no se dialoga. ¿Qué hizo Jesús con el diablo? Lo alejaba”.

 

9.Dios permite que el demonio tiente a los sacerdotes para que crezcan en la fe

El 2 de marzo de 2017, en un encuentro con el clero de la diócesis de Roma en la Basílica papal de San Juan de Letrán, el Pontífice puso como ejemplo a seguir para los sacerdotes la fe de Simón Pedro, constantemente sometida a prueba por el demonio. Esta clase de pruebas “Dios no las manda directamente, pero tampoco las impide”, dijo.

 

“Toda la vida de Simón Pedro puede verse como un progreso en la fe gracias al acompañamiento del Señor, que le enseña a discernir en el propio corazón aquello que procede del Padre y lo que procede del demonio”.

 

“Quizás, la tentación más grande del demonio fue esta: insinuar en Simón Pedro la idea de no ser digno de ser amigo de Jesús porque lo había traicionado”, indica el Pontífice. “Pero el Señor es fiel. Siempre. Y renueva siempre su fidelidad”.

 

10.El diablo siempre entra por el bolsillo

El 1 de abril de 2017, en la audiencia que sostuvo con la Comunidad del Pontificio Colegio Español San José de Roma, el Papa dijo a los sacerdotes que “el diablo siempre entra por el bolsillo”.

 

Los sacerdotes, dijo Francisco, “no se pueden contentar con tener una vida ordenada y cómoda, que les permita vivir sin preocupaciones, sin sentir la exigencia de cultivar un espíritu de pobreza radicado en el Corazón de Cristo que, siendo rico, se ha hecho pobre por nuestro amor o, como dice el texto, para enriquecernos a nosotros”.

 

11. ¿Qué hacer si el demonio te seduce? El Papa da algunas recomendaciones

El 13 de octubre de 2017, en la Misa en la capilla de la Casa Santa Marta, el Papa alentó a los fieles a estar "vigilantes" frente a las tentaciones y el actuar del demonio, que "lentamente" busca cambiar los criterios en nuestra vida "para llevarnos a la mundanidad".

 

"Se mimetiza en nuestro modo de actuar, y nosotros difícilmente nos damos cuenta”, dijo.

 

12. El Papa Francisco hace una nueva advertencia sobre Satanás

El Papa Francisco advirtió el 13 de diciembre de 2017 que el diablo “no es una cosa difusa”, sino “una persona” con quien no se debe dialogar.

 

"Con Satanás no se puede dialogar. Porque si comienzas a dialogar con Satanás, estás perdido. Es más inteligente que nosotros. Te rodea, te rodea, te hace dar vueltas la cabeza y estás perdido", señaló.

 

13. Papa Francisco: Allí donde está la Virgen no entra el diablo

En la Basílica de Santa María La Mayor en Roma, Italia, el Papa Francisco dijo el 29 de enero de 2018 que “allí donde la Virgen habita, el diablo no entra en esa casa”.

 

“La Madre custodia la fe, protege las relaciones, salva en la intemperie y preserva del mal", aseguró.

 

14. El Papa avisa: El diablo está derrotado, no os dejéis engañar por él

El 8 de mayo de 2018, el Papa Francisco dijo que el diablo “es peligrosísimo. Se presenta con todo su poder, y sus promesas son todas mentira, y nosotros, como tontos, las creemos".

 

Sin embargo, destacó, el diablo "está derrotado” y “podríamos decir que está moribundo”.

 

15. Papa Francisco: El diablo busca destruir la armonía entre el hombre y la mujer

A primera hora del 1 de junio de 2018, en la capilla de la Casa Santa Marta, el Santo Padre advirtió que el demonio continúa persiguiendo y atacando porque quiere destruir la armonía entre el hombre y la mujer, y denunció una vez más las “colonizaciones ideológicas” y otras formas de destrucción.

 

16. ¿El diablo es solo un cuento de ancianas? Así responde el Papa Francisco

En un diálogo que sostuvo con niños en la parroquia romana de San Crispino de Viterbo el 3 de marzo de 2019, el Papa Francisco advirtió sobre el diablo, que no es “solo un cuento de ancianas”.

 

El diablo, le dijo a los niños, “existe, sí, es verdad, y es nuestro mayor enemigo. Es el que trata de hacernos resbalar en la vida. Es el que pone malos deseos en nuestros corazones, malos pensamientos y nos lleva a hacer cosas malas, las muchas cosas malas que hay en la vida, para terminar en guerras”

 

17. El Papa recuerda que Satanás existe y que Jesús lo derrotó

En la Audiencia General del 1 de mayo de 2019, fiesta de San José, el Papa Francisco recordó que el mismo Jesús, como narran los Evangelios, enfrentó en el desierto al diablo, “pero Jesús rechazó toda tentación y salió victorioso”.

 

El Pontífice explicó que la vida pública de Jesús comenzó “con la tentación que viene de Satanás. Satanás estaba presente allí. Mucha gente que dice: ‘Pero por qué hablar del diablo, que es una cosa antigua, el diablo no existe’. No, mira lo que te enseña el Evangelio: Jesús se enfrentó al diablo. Fue tentado por Satanás”.

 

18.El Papa Francisco advierte que la hipocresía es el lenguaje del diablo

El 15 de octubre de 2019, en la homilía de la Misa que celebró en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco aseguró que la hipocresía es una actitud que “el Señor no tolera”, Jesús “no soporta la hipocresía” porque “la hipocresía es el lenguaje del diablo”.

 

En la homilía, el Santo Padre precisó que “la actitud hipócrita nace del gran mentiroso, del diablo” porque el diablo “es el gran hipócrita”.

 

19.Hay tres pasos en la tentación del diablo

El 4 de abril de 2020, en la homilía de la Misa que celebró en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco explicó cuáles son los tres pasos de la tentación del diablo.

 

“La tentación en nosotros generalmente actúa así: comienza con poco, con un deseo, una idea, crece, contagia a otros y, al final, la justificación total. Estos son los tres pasos de la tentación del diablo en nosotros, y aquí están los tres pasos que hizo la tentación del diablo en la persona del doctor de la ley”, dijo el Santo Padre.

 

20.El Papa Francisco alerta que la envidia es un instrumento del diablo

En la Misa celebrada en la casa Santa Marta el 9 de mayo de 2020, el Papa Francisco explicó que el instrumento que el diablo usa para destruir la proclamación del Evangelio es la envidia.

 

En su homilía el Santo Padre cuestionó: “¿cuál es el instrumento del diablo para destruir la proclamación del Evangelio?” y respondió: “¡La envidia!” al citar el Libro de la Sabiduría que “lo dice claramente: ‘por la envidia del diablo el pecado ha entrado en el mundo’”.

 

“Envidia, celos... Siempre este sentimiento amargo, amargo. Esta gente veía cómo se predicaba el Evangelio y se enfadaba, se roían el hígado de rabia. Y esta rabia los llevaba adelante: es la rabia del diablo, es la rabia que destruye, la rabia de ese: ‘¡crucifica, crucifica!’, de esa tortura de Jesús. Quiere destruir. Siempre. Siempre”.

 

21.Papa Francisco: El diablo quiere obstaculizar la obra de salvación de Dios

En su reflexión antes del rezo del Ángelus del 19 de julio de 2020, el Papa Francisco advirtió que la intención del diablo es “obstaculizar la obra de salvación” de Dios, y pidió no precipitarse ante las personas malvadas y tener “paciencia” y “misericordia” con ellas para darles la oportunidad de convertirse.

 

“El amo actúa abiertamente, a la luz del sol, y su propósito es una buena cosecha; el otro, sin embargo, aprovecha la oscuridad de la noche y obra por envidia, por hostilidad, para arruinar todo. El adversario tiene un nombre: es el diablo, el opositor de Dios por antonomasia”.

 

La intención del diablo, afirmó entonces el Santo Padre, “es obstaculizar la obra de salvación, para que el Reino de Dios sea obstaculizado por trabajadores injustos, sembradores de escándalos”.

 

15 de junio de 2021 - 3:21 PM

 

Redacción ACI Prensa

 

EVANGELIZA Y COMPARTE.

 

Si te quieres formar fuerte en la fe católica de una manera orgánica, inscríbete en la escuela de apologética online. Inscríbete en este momento en: https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

 


 

Richbell Meléndez, estudiante de teología en la EATEL, colaborador asiduo de distintas páginas de apologética católica y tutor de la escuela de apologética online DASM.

 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Por: Richbell Meléndez

 

Escuela de Apologética:

https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

 

Querer justificar tu salida de la Iglesia Católica por el "anti-testimonio" de sus miembros por no practicar lo que predican y ahora decir que predicas solo lo que dice la Biblia es auto-engañarte.

 

Porque sencilla y llanamente nunca comprendiste, que tu mirada debe centrarse es en Cristo y que “anti-testimonio” siempre ha existido entre el Pueblo de Dios, o es que no leíste en el Nuevo Testamento como actuaron los apóstoles aún después de conocer a Jesucristo. Te lo recuerdo.

 

- Uno lo traiciono: Judas (Lucas 22, 1-6)

- Otro lo negó: Pedro (Lucas 22, 54-62)

 

Además, deberías recordar estas palabras del Señor Jesús respecto a aquellos que actúan contrariamente a lo que enseñan.

 

“De modo que haced y observad todo lo que os digan; pero no hagáis conforme a sus obras, porque ellos dicen y no hacen.” (Mateo 23, 3)

 

Porque si tu conoces que la enseñanza católica no esta equivocada, es decir que lo que Iglesia Católica enseña es correcto, entonces no quieras justificar tu salida o rechazo a ella, porque vez que algunos de sus miembros no obran como la Iglesia enseña. Recuerda "Haced lo que ellos digan, pero no lo que hacen (si obran mal)." Aunque obren mal, no por eso la enseñanza deja de ser la correcta y verdadera.

 

Aún más si quieres que el testimonio en la Iglesia cambie, comienza por cambiar tu como lo dijo claramente la Santa Madre Teresa de Calcuta cuando le preguntaron que cambiaria de la Iglesia y ella dijo, comenzaría por cambiarme a mí. De eso se trata, no que te justifiques hablando mal de la Iglesia solo porque tu te crees que actúas correctamente y otros no, fíjate en Cristo y fíjate en aquellos miembros de la Iglesia que siguieron el ejemplo de Cristo y por eso llegaron a ser reconocidos como santos de la Iglesia.

 

La Iglesia no los hizo santos, ellos siguieron el ejemplo de Cristo como bien nos lo enseño San Pablo.

 

“Sed imitadores de mí, como también yo lo soy de Cristo.” (1 Corintios 11, 1)

 

Pero tu al alejarte de la Iglesia, solo quieres justificar tu miseria (perderás la gracia de Dios que encuentras en los sacramentos) tu falta de conversión, fijándote en la miseria de los pecadores, en vez de mirar la virtud de sus santos para imitarlo, ante esa actitud vienen a mi memoria estas palabras del P. Jordi Rivero.

 

“Cada uno ve en la Iglesia lo que le interesa: unos miran a la virtud de sus santos para imitarlos, otros en cambio se fijan en la miseria de los pecadores para justificarse en su propia falta de conversión.”

Padre Jordi Rivero

 

No olvides también que esa excusa de que te fuiste de la Iglesia porque no veías “testimonio” o consonancia entre lo que la Iglesia enseñaba y los católicos hacían, no te valdrá a la hora del juicio. Porque si buscas una iglesia perfecta, donde todos tengan “testimonio” y cumplan completamente todo lo que dice la Biblia te vas a decepcionar. ¿Y ahora que? ¿Dejaras también de creer en Cristo, como dejaste de creer en la Iglesia? Reflexiona.

 

Sin embargo, si vuelves tu ojos a Cristo, podrás comprender mejor estas palabras de Jesucristo cuando se refirió a su Reino.

 

“El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero, mientras dormían los trabajadores, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Cuando el trigo brotó y dio fruto, apareció también la cizaña” (Mateo 13, 24-26)

 

Tu decides que quieres ser dentro de la Iglesia de Cristo, trigo o cizaña. La Iglesia solo te enseña como ser trigo, para eso necesitas la ayuda de Cristo y los medios que te da a través de su Iglesia, ya si tu decides ser cizaña es tu culpa no de la Iglesia porque rechazas la ayuda de Cristo y aceptas la ayuda del demonio. (Mt 13, 27-30)

 

EVANGELIZA Y COMPARTE.

 

Si te quieres formar fuerte en la fe católica de una manera orgánica, inscríbete en la escuela de apologética online. Inscríbete en este momento en: https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/


 

Richbell Meléndez, estudiante de teología en la EATEL, colaborador asiduo de distintas páginas de apologética católica y tutor de la escuela de apologética online DASM.

 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

EXODO DE CATOLICOS HACIA OTRAS PROPUESTAS RELIGIOSAS

 

Por el P. Miguel Ángel Vega León

 

Sacerdote y Apologista de la Diócesis de Mexicali

Cortesía del boletín Iglesia y Sectas de apóstoles de la Palabra

 

Escuela de Apologética:

https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

 

¿QUE HAY QUE HACER?

 

El Documento de Aparecida, en los números 225 y 226, nos indica que es necesario reforzar cuatro ejes en nuestra pastoral para que los católicos no se sigan saliendo de la Iglesia:

 

1. La experiencia religiosa. Ofrecer a todos los fieles “un encuentro personal con Jesucristo”. Anuncio kerigmático y testimonio de los evangelizadores… para llevarlos a una conversión personal.

 

2. La vivencia comunitaria. Nuestros fieles buscan comunidades cristianas donde sean acogidos fraternalmente y se sientan valorados, visibles e eclesialmente incluidos. Es necesario que nuestros fieles se sientan realmente miembros de una comunidad eclesial y corresponsables en su desarrollo.

 

3. La formación bíblico-doctrinal. Necesitan los fieles profundizar el conocimiento de la Palabra de Dios y los contenidos de la fe, ya que es la única manera de madurar su experiencia religiosa.

 

4. El compromiso misionero de toda la comunidad. Ella sale al encuentro de los alejados, se interesa por su situación, a fin de reencantarlos con la Iglesia e invitarlos a volver a ella.

 

En Latinoamérica tenemos el problema del proselitismo por parte de muchos grupos de “cristianos”. Aunque el sentido negativo o peyorativo no es intrínseco al término proselitismo, en nuestro caso sí lo tratamos con este significado: se trata de comportamientos dirigidos a forzar y presionar a la persona para hacerla miembro de su propio grupo. Este proselitismo tiene la característica de hacer un trato abusivo de la conciencia de las personas, especialmente de las más débiles (ignorantes, pobres, enfermos y débiles emocionalmente). Para ello, además de algunos métodos lícitos (como las visitas domiciliarias), también se valen de la difamación a la Iglesia, leyendas negras, testimonios falsos de milagros, amenazas de castigos divinos, promesas de curación, ayudas económicas, explotan exageradamente lo emotivo como experiencia divina, etc.

 

Por eso, el Documento de Aparecida, dentro del mismo apartado sobre Ecumenismo y diálogo interreligioso, en el núm. 229 señala: «Hoy se hace necesario rehabilitar la auténtica apologética que hacían los padres de la Iglesia como explicación de la fe. La apologética no tiene por qué ser negativa o meramente defensiva ‘per se’. Implica, más bien, la capacidad de decir lo que está en nuestras mentes y corazones de forma clara y convincente, como dice san Pablo ‘haciendo la verdad en la caridad’.

 

Los discípulos y misioneros de Cristo de hoy necesitan, más que nunca, una apologética renovada para que puedan tener vida en El».

 

EVANGELIZA Y COMPARTE.

 

Si te quieres formar fuerte en la fe católica de una manera orgánica, inscríbete en la escuela de apologética online. Inscríbete en este momento en: https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

___________________

Richbell Meléndez, estudiante de teología en la EATEL, colaborador asiduo de distintas páginas de apologética católica y tutor de la escuela de apologética online DASM.

 

Libros más recomendados

Please update your Flash Player to view content.