DASM Escuela de apologetica online

Banner dasm

RETP Apologetico en 7 minutos

 

 

MIRA VIDEOS GRATIS DE DEFENSA DE LA FE EN https://www.facebook.com/martinzavalapredicador/

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Escuela de Apologética Online DASM ¡INSCRIBETE YA MISMO!
https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

Por: Richbell Meléndez

María es madre de Jesús, todos los que reconocemos la autoridad de la Biblia sabemos y reconocemos esto, porque claramente lo dice en varios textos de la Escritura (Jn 19, 26 ; Hech 1, 14) lo cual nos lleva a entender que María es madre de Dios, ya que la misma Escritura se refiere a Jesús como Dios en diversas oportunidades (Jn 1, 1 ; 2 Pe 1, 1 ; Jn 20, 28).

A pesar de esto hay "cristianos" que niegan aceptar esto, como por ejemplo el pastor protestante James Tolle critico de la Mariologia, argumentó:

“[María] es referida en el Nuevo Testamento como 'madre de mi Señor' [Lc. 1:43] y 'madre de Jesús' [Jn. 2: 1], pero nunca como madre de Dios ... Está de acuerdo con las Escrituras que llamemos a María la madre de Jesús, pero no la madre de Dios ”. (James Tolle, Mary: Fact and Fiction (San Fernando, California: Tolle Publications) p. 4)

Es absurdo decir creo que Jesús es Dios y que María es la madre del Señor pero no creo que María es madre de Dios, cuando la misma Escritura hace referencia a María como madre del Señor en Luc 1, 43, Señor es una forma de referirse a Dios, lo comprobamos al leer varios textos del capitulo 1 donde se usa el titulo "Señor" para referirse a Dios (Lc 1, 28. 32) es claro que el contexto alude a Dios como Señor.

Pero aún más claro es en Mateo 1, 23 donde el evangelista nos recuerda que el mismo Señor por medio del profeta Isaias nos confirma que el hijo que tendra María es el mismo "Dios con nosotros". En otras palabras cuando decimos que María es madre de Jesús el Emmanuel, decimos que María es madre de Dios con nosotros.

Esto lo comprendieron los Cristianos de los primeros siglos, por eso en diversos escritos dejaron constancia del titulo madre de Dios, referido a la Virgen María todo esto antes de Constantino, para que no salgan con la idea de que el titulo fue un invento de Constantino o un ejemplo de como el "paganismo afecto al Cristianismo".

Pedro de Alejandria (260-311) ya usa la expresión "madre de Dios" en algunos de sus fragmentos.

"El Hijo unigénito, y el Verbo coeterno con el Padre y el Espíritu Santo, y de la misma sustancia con ellos, según Su naturaleza divina, siendo nuestro Señor y Dios Jesucristo, habiendo nacido en el fin del mundo según la carne de nuestra santa y gloriosa Señora , Madre de Dios y Siempre Virgen, y, en verdad, de María la Madre de Dios; y siendo visto sobre la tierra, y teniendo una conversación verdadera y real como hombre con hombres, quienes eran de la misma sustancia que Él." (Fragmentos 5, 7)

Vemos que San Pedro llama a Maria "madre de Dios" partiendo del hecho de que Jesucristo es nuestro Señor y Dios, lo cual es totalmente acorde a lo que podemos encontrar en las Escrituras.

Del mismo modo el historiador eclesiastico Sócrates el Escolástico , también llamado Sócrates de Constantinopla (alrededor del 380 - 440 o 450) haciendo alusión al texto de Mateo 1, 23 que a su vez hace referencia a Isaías 7, 14 nos informa:

“Los ancianos, habiendo confiado en este pasaje, no tuvieron ninguna dificultad en llamar a María la Madre de Dios. Eusebio apodado Panfilo (275-339), escribe lo siguiente en el tercer libro de la vida de Constantino: "Emanuel, es decir, Dios con nosotros, quiso nacer por amor a nosotros, y el lugar donde nació se ha llamado Belén. por los judíos. Por eso la emperatriz Elena tuvo la piedad de honrar con ricos adornos el lugar donde la Virgen trajo al Salvador al mundo." Orígenes (184-253) explica la forma en que se llama a la Virgen Madre de Dios, y trata la cuestión con gran detalle en el tercer Libro de sus Comentarios, sobre la Epístola de San Pablo a los Romanos. Por lo tanto, es claro que Nestorio no sabía nada de las Obras de los antiguos, y por eso solo ataca, como dije, la palabra Madre de Dios"(Historia Eclesiástica , VII, 32)

Del mismo modo se podria citar tambiénel testimonio de San Gregorio El Taumaturgo (213-270 dC) quien al hablar de la anunciación, se refiere a María como "madre de Dios"

"Porque Lucas, en los relatos inspirados del evangelio, presenta un testimonio no solo de José, sino también de María, la Madre de Dios, y cuenta este relato en referencia a la familia y a la misma casa de David” (Quatre Homilies 1 [262])

Podria seguir citando más testimonios cristianos de los primeros siglos, pero bastara con los ya citados para entender porque los representantes del Cristianismo antiguo como los católicos y los ortodoxos reconocemos a la Virgen María como la madre de Dios y lo más importante es que como se puede haber notado, todo nace de la misma enseñanza de la Escritura respecto a Jesús y su relación con María. Esto fue lo que tuvieron presentes los Cristianos citados y lo tuvo presente también el Concilio de Efeso (425) para proclamar dogmaticamente a María como la madre de Dios.

"Si alguno no confiesa que Dios es según verdad el Emmanuel, y que por eso la santa Virgen es madre de Dios (pues dió a luz carnalmente al Verbo de Dios hecho carne), sea anatema." (Concilio de Efeso, canon 1)

Esto de por si ya debería de terminar con cualquier debate sobre este tema, sin embargo existen protestantes que en un afan de llevar la contraria al catolicismo, prefieren rechazar el termino. Pero esto lo hacen al parecer olvidando que el protestantismo en realidad acepta reconocer las resoluciones de los primeros concilios ecumenicos como lo observa el teólogo bautista Roger E. Olson.

"Los cuatro concilios ecuménicos que incluso los protestantes generalmente consideran que tienen una autoridad especial para la doctrina cristiana son Nicea I (325), Constantinopla I (381), Efeso I (431) y Calcedonia (451)." (The Story of Christian Theology: Twenty Centuries of Tradition and Reform. p. 158)

Resulta entonces que los protestantes dicen que aceptan o consideran que tienen una autoridad especial, los primeros 4 concilios ecuménicos, el cual uno de ellos fue Efeso que reconoce a María como madre de Dios, pero ¿por que vemos que hay protestantes que sienten un rechazo absurdo hacia el titulo? Quizas ignoran que los primeros protestantes aunque comenzaron a rechazar la autoridad de la Iglesia Católica, en diversas oportunidades usaron este titulo para referirse a la Virgen María, veamos algunos testimonios.

Martín Lutero (1483-1526 dC) explico que era correcto llamar a Maria madre de Dios.

"Ella es correctamente llamada no sólo la madre del hombre, sino también la Madre de Dios ... Es cierto que María es la Madre del Dios real y verdadero " [Martín Lutero, edición de Weimar de las Obras de Martín Lutero, traducción al inglés editado por J. Pelikan [Concordia: St. Louis], volumen 24, 107.]

En su Comentario sobre el Magnificat, Martín Lutero expresó:

“Los hombres han concentrado toda su gloria en una sola frase: la Madre de Dios. Nadie puede decir nada más grande de ella, aunque tenía tantas lenguas como las hojas de los árboles " (Obras de Lutero 21: 295-358.)

Contrariamente Calvino, aunque rechazaba el titulo no rechazaba la verdad que este enseñaba.

“No se puede negar que Dios, al elegir y destinar a María para ser Madre de su Hijo, le concedió el más alto honor. ... Isabel llamó a María Madre del Señor, porque la unidad de la persona en las dos naturalezas de Cristo era tal que podría haber dicho que el hombre mortal engendrado en el vientre de María era al mismo tiempo el Dios eterno ” (Ópera Calvini, Corpus Reformatorum, Braunschweig-Berlin, 1863-1900, vol. 45, pág. 348, 35.)

Lo anterior lo observa el erudito protestante Timothy George: "Calvino (a diferencia de Lutero y Zwinglio) se opuso al título de Madre de Dios, pero no a la verdad doctrinal que se pretendía transmitir." (Artículo: Evangelicos y la madre de Dios)

A pesar de este rechazo de Calvino al termino, este no causo mucho ruido porque tenemos testimonios de pastores reformados que seguian proclamando a María con el titulo madre de Dios, como por ejemplo Charles Drelincourt (1565-1669), pastor de la iglesia reformada de París. Escribió:

“No creemos simplemente que Dios ha favorecido a la santa y bienaventurada Virgen más que a todos los Patriarcas y Profetas, sino también que la ha exaltado sobre todos los serafines…. La Santísima Virgen no es solo la sierva y la criatura, sino también la Madre de este Dios grande y vivo.”
(Citado en Max Thurian, Mary, Mother of All Christians (Nueva York: Herder and Herder, 1964) p. 89.)

De hecho en confesiones protestantes como la Formula de Concordia (1577) vemos una defensa del titulo "madre de Dios".

"Por esta razón creemos, enseñamos y confesamos que la virgen María concibió y dio a luz no a un mero y simple hombre, sino al verdadero Hijo de Dios; y por esto se le llama también con toda razón «madre de Dios», y en efecto, lo es." (Libro de Concordia. VIII, 7, también en VIII, 9)

Entonces podemos concluir que tanto el Cristianismo antiguo conformado por católicos y ortodoxos reconocen a María como madre de Dios, al igual que lo hacen algunos protestantes y confesiones de fe.

Los que tratan de negar este titulo sin darse cuenta caen en la herejia de Nestorio porque buscan separar a la persona de Cristo en dos personas, una humana y una divina, un ejemplo de este error lo vemos en esta afirmación del teleevangelista Jimmy Swaggart:

"No. María no es la Madre de Dios. María fue la Madre del ser humano, Jesús. María cumplió una función biológica que era necesaria para provocar una situación única ... El culto no bíblico de María tiene su fundamento en el insoportable nombre inapropiado, 'Madre de Dios'. La descripción bíblica correcta de María es la simple expresión bíblica, 'María, la Madre de Jesús' [Hechos 1:14] ". (Jimmy Swaggart, Catolicismo y cristianismo (Baton Rouge: Ministerios Jimmy Swaggart, 1986) p. 97, 101. )

"Tambien el anticatólico Dave Hunt razonaba de manera similar al rechazar el titulo "madre de Dios", este escribio:

""Madre de Dios"? Sí, Jesús es Dios y María es Su madre, pero ella no es la madre de Él como Dios, que Él era y es desde toda la eternidad antes de que María naciera.Ella es la madre del cuerpo físico.que tomó el hijo de Dios cuando se hizo hombre, ¡pero ella no es la Madre de Dios!"
(Dave Hunt, Una mujer monta la bestia (Eugene, Oregon: Harvest House Publishers, 1994) p. 438.)

Ironicamente a este razonamiento podriamos citar un texto de Martín Lutero que le responde de esta manera:

“En esta obra por la cual fue hecha Madre de Dios, le fueron dadas tantas y tan grandes cosas que nadie las puede captar… No sólo fue María la madre del que nació [en Belén], sino de aquel que , antes que el mundo, nació eternamente del Padre, de una Madre en el tiempo y al mismo tiempo hombre y Dios ” (Jaroslav Pelikan, ed., Obras de Lutero (St. Louis: Concordia) 7: 572.)

En el error de razonar como Jimmy Swaggart y Dave Hunt caen muchos protestantes, sobre todo aquellos evangelicos que se alejan mucho de sus raices protestantes o se han visto influenciados por un fuerte sentimiento anticatólico. Pero a ellos les quiero decir que sigan este consejo del erudito protestante Timothy George.

"Los evangélicos pueden y deben unirse a los católicos para celebrar a la Virgen María de esta manera ... (citando a Karl Bart) la Madre de Dios es "sensible, permisible y necesaria como una proposición cristológica auxiliar".

EVANGELIZA Y COMPARTE.

Si te quieres formar fuerte en la fe católica de una manera orgánica, inscríbete en la escuela de apologética online. Inscríbete en este momento en: 
https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

Richbell Meléndez, laico católico dedicado a tiempo completo a la apologética y subdirector de la Escuela de Apologética Online DASM.



 

Libros más recomendados

Please update your Flash Player to view content.