Respuestas Catolicas Inmediatas

El mejor libro para saber defender la fe Respuestas Catolicas Inmediatas

 

padre luis toro

 

MIRA VIDEOS GRATIS DE DEFENSA DE LA FE EN https://www.facebook.com/martinzavalapredicador/

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La Noticia: El Rey ha muerto - Los comentarios: Ya esta en el cielo cantando con los angeles y con San Pedro pues Dios lo necesitaba.


ADVERTENCIA

Este articulo es solamente para cristianos que desean serlo al 100%

Antes que nada gracias por visitarnos y por leer este articulo que seguramente te ayudará a fortalecer la fe verdadera y no lo que los medios están diciendo por todos lados.

No hay que decir mucho sobre la muerte de este famoso cantante. Sin ambargo si hay cosas demasiado importantes que decir sobre lo que se ha dicho alrededor de él y cuando muere algun artista famoso. Como cristianos es nuestro deber el 'examinadlo todo y quedense con lo bueno" 1 Tes 5,21 como San Pblo lo dice.


 

 

Esa es la razon de este artículo.

Algunas de las frases principales que hay que destacar y que se han dicho en torno a la muerte de Michael Jackson so:

 

FRAESES.- "Dios lo necesitaba y por eso se lo llevo" Pastor cristiano bautista, Al Sharpton, en el funeral. Ah...Tambien es Pastor Pentecostal ordenado.
"Michael jackson, baila ahora sobre las nubes, con San pedro". Uno de sus fans.

 

RESPUESTA.- Pues NO. No es tan fácil como muchos hoy lo estaán diciendo de que Michael Jacson ya esta en el cielo. Lo mismo dijeron cuando se murió Valentin Elizalde llamado 'El chapo de Sinaloa".

 

Ahora resulta que segun mucha gente, incluyendo a este famoso pastor cristiano evangelico, al cielo se entra por cantar bonito; ser famoso; ser un gran bailarin, vender millones de dicos etc.

No mi estimado hermano, no es asi. Sin dua que hay mucha confusión en este tema y al parecer las 'ideas populares' tambien llegan a los pastores evangelicos que quieren quedar bien o al ex sacerdote Alberto Cutie que en el funeral de Celia Cruz tambien la envio al cielo con todo y 'azucar'.

 

Cada vez que muera algun deportista, artista u cantante famoso seguramente escucharas que ya esta en el cielo; que fue un gran hombre; que nos dejo un gran legado; y que ya esta en la gloria de Dios. Eso es falso.

Los católicos, como cristianos que somos, debemos siempre de estar "cribando" discerniendo o juzgando todas las cosas para pasarlas por el crisol del evangelio y siendo fieles a la Iglesi que Cristo fundó: la católica.

 

En este caso cuando una persona muere lo primero que hay que recordar es que no se va al cielo, ni al infierno, ni al purgatorio. Lo primero que sucede al morir es que iremos al JUICIO. Tal como lo dice la BIblia:

"El hombre muere una sola vez y viene el juicio" Heb 9,27
Vemor ahora lo que nos dice la Palabra de Dios y la historia de la Iglesia por medio del catecismo:

 

I El juicio particular

1021 La muerte pone fin a la vida del hombre como tiempo abierto a la aceptación o rechazo de la gracia divina manifestada en Cristo (cf. 2 Tm 1, 9-10). El Nuevo Testamento habla del juicio principalmente en la perspectiv a del encuentro final con Cristo en su segunda venida; pero también asegura reiteradamente la existencia de la retribución inmediata después de la muerte de cada uno con consecuencia de sus obras y de su fe. La parábola del pobre Lázaro (cf. Lc 16, 22) y la palabra de Cristo en la Cruz al buen ladrón (cf. Lc 23, 43), así como otros textos del Nuevo Testamento (cf. 2 Co 5,8; Flp 1, 23; Hb 9, 27; 12, 23) hablan de un último destino del alma (cf. Mt 16, 26) que puede ser diferente para unos y para otros.

 

1022 Cada hombre, después de morir, recibe en su alma inmortal su retribución eterna en un juicio particular que refiere su vida a Cristo, bien a través de una purificación (cf. Cc de Lyon: DS 857-858; Cc de Florencia: DS 1304-1306; Cc de Trento: DS 1820), bien para entrar inmediatamente en la bienaventuranza del cielo (cf. Benedicto XII: DS 1000-1001; Juan XXII: DS 990), bien para condenarse inmediatamente para siempre (cf. Benedicto XII: DS 1002).

 

A la tarde te examinarán en el amor (San Juan de la Cruz, dichos 64).

 

Asi que cuando la gente, algun lider o los medios de comunicacion afirman que ya esta en el cielo por el hecho de sar famoso es un tremendo error. Michael Jackson, Alexis Arguello, el chapo de Sinaloa; Celia Cruz... al igual que tu y yo, todos seremos juzgados al morir. Por eso debemos de estar preparados siempre. Te recomiendo leer todas las citas biblicas que en los parrafaos anteriores nos menciona el catecismo d ela Iglesia.No hay membresia segura para ir al cielo ni pasaporte VIP. Hay un juicio y por ello debemos de ser muy cuidadosos con hacer afirmaciones de ese tipo de enviar a todo famoso al cielo. Luego del juicio hay tres opciones: un cielo; el purgatorio y el Infierno.

 

II El cielo

1023 Los que mueren en la gracia y la amistad de Dios y están perfectamente purificados, viven para siempre con Cristo. Son para siempre semejantes a Dios, porque lo ven "tal cual es" (1 Jn 3, 2), cara a cara (cf. 1 Co 13, 12; Ap 22, 4):

Definimos con la autoridad apostólica: que, según la disposición general de Dios, las almas de todos los santos ... y de todos los demás fieles muertos después de recibir el bautismo de Cristo en los que no había nada que purificar cuando murieron;... o en caso de que tuvieran o tengan algo que purificar, una vez que estén purificadas después de la muerte ... aun antes de la reasunción de sus cuerpos y del juicio final, después de la Ascensión al cielo del Salvador, Jesucristo Nuestro Señor, estuvieron, están y estarán en el cielo, en el reino de los cielos y paraíso celestial con Cristo, admitidos en la compañía de los ángeles. Y después de la muerte y pasión de nuestro Señor Jesucristo vieron y ven la divina esencia con una visión intuitiva y cara a cara, sin mediación de ninguna criatura (Benedicto XII: DS 1000; cf. LG 49).

 

1025 Vivir en el cielo es "estar con Cristo" (cf. Jn 14, 3; Flp 1, 23; 1 Ts 4,17). Los elegidos viven "en El", aún más, tienen allí, o mejor, encuentran allí su verdadera identidad, su propio nombre (cf. Ap 2, 17):

Pues la vida es estar con Cristo; donde está Cristo, allí está la vida, allí está el reino (San Ambrosio, Luc. 10,121).

 

1027 Estes misterio de comunión bienaventurada con Dios y con todos los que están en Cristo sobrepasa toda comprensión y toda representación. La Escritura nos habla de ella en imágenes: vida, luz, paz, banquete de bodas, vino del reino, casa del Padre, Jerusalén celeste, paraíso: "Lo que ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni al corazón del hombre llegó, lo que Dios preparó para los que le aman" (1 Co 2, 9).

 

1029 En la gloria del cielo, los bienaventurados continúan cumpliendo con alegría la voluntad de Dios con relación a los demás hombres y a la creación entera. Ya reinan con Cristo; con El "ellos reinarán por los siglos de los siglos' (Ap 22, 5; cf. Mt 25, 21.23).

 

Esto es algo que no debemos de olvidar. Para estar plenamente unidos a Cristo en el cielo debemos de morir en gracia de Dios y plenamente purificados. Si tuvimos la oportunidad de escuchar del evangelio y y le aceptamos como el Señosry salvador de nuestras vidas (Rom 10,9); Fuimos perseverantes hasta el fin Mt 24,13 Dimos frutos de santidad Gal 5,19-22 y le obedecimos Mt 7,21 entonces podemos confiar y creer que estaremos junto a él.

 

III La purificación final o Purgatorio

1030 Los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo.

 

1031 La Iglesia llama Purgatorio a esta purificación final de los elegidos que es completamente distinta del castigo de los condenados. La Iglesia ha formulado la doctrina de la fe relativa al Purgatorio sobre todo en los Concilios de Florencia (cf. DS 1304) y de Trento (cf. DS 1820: 1580). La tradición de la Iglesia, haciendo referencia a ciertos textos de la Escritura (por ejemplo 1 Co 3, 15; 1 P 1, 7) habla de un fuego purificador:

Respecto a ciertas faltas ligeras, es necesario creer que, antes del juicio, existe un fuego purificador, según lo que afirma Aquél que es la Verdad, al decir que si alguno ha pronunciado una blasfemia contra el Espíritu Santo, esto no le será perdonado ni en este siglo, ni en el futuro (Mt 12, 31). En esta frase podemos entender que algunas faltas pueden ser perdonadas en este siglo, pero otras en el siglo futuro (San Gregorio Magno, dial. 4, 39).

 

1032 Esta enseñanza se apoya también en la práctica de la oración por los difuntos, de la que ya habla la Escritura: "Por eso mandó [Judas Macabeo] hacer este sacrificio expiatorio en favor de los muertos, para que quedaran liberados del pecado" (2 M 12, 46). Desde los primeros tiempos, la Iglesia ha honrado la memoria de los difuntos y ha ofrecido sufragios en su favor, en particular el sacrificio eucarístico (cf. DS 856), para que, una vez purificados, puedan llegar a la visión beatífica de Dios. La Iglesia también recomienda las limosnas, las indulgencias y las obras de penitencia en favor de los difuntos:

Llevémosles socorros y hagamos su conmemoración. Si los hijos de Job fueron purificados por el sacrificio de su Padre (cf. Jb 1, 5), ¿por qué habríamos de dudar de que nuestras ofrendas por los muertos les lleven un cierto consuelo? No dudemos, pues, en socorrer a los que han partido y en ofrecer nuestras plegarias por ellos (San Juan Crisóstomo, hom. in 1 Cor 41, 5).

Lo primero que hay que mencionar, es que hay pasajes bíblicos que hablan muy claramente sobre la realidad del purgatorio. Uno de ellos, y tal vez el principal, es cuando el Apóstol San Pablo nos habla sobre el día del juicio y sobre qué pasará con aquellas personas que tuvieron fe y sirvieron a Dios, pero que su obra no fue tan buena, él lo explica así:

"Un día se verá el trabajo de cada uno. Se hará público en el día del juicio, cuando todo sea probado por el fuego. El fuego, pues, probará la obra de cada uno. Si lo que has construido resiste el fuego, será premiado. Pero si la obra se convierte en cenizas, el obrero tendrá que pagar. Se salvará pero no sin pasar por el fuego". 1Cor 3,13-15

 

Notemos dos aspectos fundamentales de lo que San Pablo quiere enseñar acerca de un creyente en Dios: en primer lugar afirma que si la obra resiste al ser examinada la persona se salvará, en este caso se está refiriendo a un cristiano que va directamente a salvarse, sin necesidad de pasar por una purificación. Pero, inmediatamente agrega que hay otra situación donde la obra de la persona no resistió el juicio y no dice que se va a condenar, sino que ese cristiano tendrá que pagar o ser castigado y se salvará, pero como quien pasa por el fuego. Esto es precisamente el purgatorio, una purificación que algunos necesitarán para poder disfrutar plenamente de la amistad eterna con Dios.

 

No es un invento de la Iglesia como lo dicen algunos, sino la clara enseñanza de la Biblia por medio del Apóstol San Pablo que usa la figura de "salir, pagar, castigar o escapar a través del fuego" para enseñar acerca de la purificación. Así está escrito en todas la Biblias del mundo, en palabras muy similares. A esta realidad que la Sagrada Escritura nos muestra le llamamos purgatorio=purificación. Que esta palabra no venga en la Biblia no nos interesa, pues tampoco viene la palabra "Trinidad" ni "Encarnación" y el protestante las acepta. Lo que importa no es la palabra, sino la realidad de lo que significa, y en ese aspecto el Purgatorio está muy claro en la Sagrada Escritura.

 

En realidad cuando una persona famosa muere lo que deberiamos de hacer es orar por ellos para que Dios tenga misericordia y ellos en vida se hayan arrepentido y convertido igual que cualquiera de nosotros. Enviar al cielo, a Michael Jackson como lo hizo el pastor cristiano Al Sharptones contrario a la Palabra de Dios y a los 2000 años de fe cristiana. Menos sabiendo todos los escandalos de abusos de niños, de abuso de drogas ye incluso de una posibilidad muy grande de muerte por sobre dosis. Ese no es un ejemplo a imitar ni un gran hombre sino un excelente artista pero un pesimo ejemplo de vida cristiana.

 

IV El infierno

1033 Salvo que elijamos libremente amarle no podemos estar unidos con Dios. Pero no podemos amar a Dios si pecamos gravemente contra El, contra nuestro prójimo o contra nosotros mismos: "Quien no ama permanece en la muerte. Todo el que aborrece a su hermano es un asesino; y sabéis que ningún asesino tiene vida eterna permanente en él" (1 Jn 3, 15). Nuestro Señor nos advierte que estaremos separados de El si no omitimos socorrer las necesidades graves de los pobres y de los pequeños que son sus hermanos (cf. Mt 25, 31-46). Morir en pecado mortal sin estar arrepentido ni acoger el amor misericordioso de Dios, significa permanecer separados de El para siempre por nuestra propia y libre elección. Este estado de autoexclusión definitiva de la comunión con Dios y con los bienaventurados es lo que se designa con la palabra "infierno".

 

1034 Jesús habla con frecuencia de la "gehenna" y del "fuego que nunca se apaga" (cf. Mt 5,22.29; 13,42.50; Mc 9,43-48) reservado a los que, hasta el fin de su vida rehusan creer y convertirse , y donde se puede perder a la vez el alma y el cuerpo (cf. Mt 10, 28). Jesús anuncia en términos graves que "enviará a sus ángeles que recogerán a todos los autores de iniquidad..., y los arrojarán al horno ardiendo" (Mt 13, 41-42), y que pronunciará la condenación:" ¡Alejaos de Mí malditos al fuego eterno!" (Mt 25, 41).

 

1035 La enseñanza de la Iglesia afirma la existencia del infierno y su eternidad. Las almas de los que mueren en estado de pecado mortal descienden a los infiernos inmediatamente después de la muerte y allí sufren las penas del infierno, "el fuego eterno" (cf. DS 76; 409; 411; 801; 858; 1002; 1351; 1575; SPF 12). La pena principal del infierno consiste en la separación eterna de Dios en quien únicamente puede tener el hombre la vida y la felicidad para las que ha sido creado y a las que aspira.

 

1036 Las afirmaciones de la Escritura y las enseñanzas de la Iglesia a propósito del infierno son un llamamiento a la responsabilidad con la que el hombre debe usar de su libertad en relación con su destino eterno. Constituyen al mismo tiempo un llamamiento apremiante a la conversión: "Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella; mas ¡qué estrecha la puerta y qué angosto el camino que lleva a la Vida!; y pocos son los que la encuentran" (Mt 7, 13-14):

Como no sabemos ni el día ni la hora, es necesario, según el consejo del Señor, estar continuamente en vela. Así, terminada la única carrera que es nuestra vida en la tierra, mereceremos entrar con él en la boda y ser contados entre los santos y no nos mandarán ir, como siervos malos y perezosos, al fuego eterno, a las tinieblas exteriores, donde 'habrá llanto y rechinar de dientes' (LG 48).

 

1037 Dios no predestina a nadie a ir al infierno (cf DS 397; 1567); para que eso suceda es necesaria una aversión voluntaria a Dios (un pecado mortal), y persistir en él hasta el final. En la liturgia eucarística y en las plegari as diarias de los fieles, la Iglesia implora la misericordia de Dios, que "quiere que nadie perezca, sino que todos lleguen a la conversión" (2 P 3, 9):

Acepta, Señor, en tu bondad, esta ofrenda de tus siervos y de toda tu familia santa, ordena en tu paz nuestros días, líbranos de la condenación eterna y cuéntanos entre tus elegidos (MR Canon Romano 88)

A Dios dejamos el juicio, pero al mismo tiempo no seamos ingenuos de pensar que al ciuelo se entra por ser famoso. Jesucristo dijo "por sus frutos los conocerán" Mt 7,16-20 y creeme que nunca se estaba refiriendo a ser famoso; ser excelente artista o ser una gran cantante.

"El fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí; contra tales cosas no hay ley." -Gálatas 5:22-23

"Velad y orad, para que no caigáis en tentación; que el espíritu está pronto, pero la carne es débil" Mateo 26:41

Obras de la carne: Fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, superstición, enemistades, peleas, rivalidades, violencias, ambiciones, discordias, sectarismo, disensiones, envidias, ebriedades, orgías y todos los excesos de esta naturaleza. (Gálatas 5, 19)

Bendiciones y lucha por conocer la fe veradadera para ser cirtsiano al 100%.

 

*** Si este articulo te ha sido de ayuda comparteselo a todos los que puedas recomendandoles que visiten este sitio www.defiendetufe.org y www.defiendetufe.com

 

Por Martin Zavala

 

 


Para profundizar este tema y conocer a alguien que realmente te ayude a prepararte espiritualmente para el momento final te recomieno el exelente nuevo dvd con el testimonio de la Dra. Gloria Polo la cual fue alcanzada por un rayo y al darsele la oportunidad de regresar nos cuenta su testimonio e como Dios la juzgo a ella en este "Nuevo dvd Mi Juicio ante Dios " Puedes obtenerlo en www.lossacramentos.org que hacen envios a muchos paises.

Si vives dentro de Estados Unidos o Puerto Rico puedes obtenerlo en www.defiendetufe.com

Dios te siga bendiciendo en abundancia.

Animo y sigue adelante. No te detengas en el conocimiento de Dios. Te recomiendo leer los libros :

 Lo Que Usted Deberia Saber Sobre El Fin Del Mundo - Martin Zavala
 Venid a Mi Para Vivir Mejor - Miguel A. Perez  

 


Si eres católico, no olvides que como cristianos que somos, debemos de buscar como renovar nuestra vida en Cristo(Jn 15,1-7) e impulsar nuestro apostolado para traer a mucha gente a los pies de Jesucristo(Mt 28,18-20) y no dejar esa labor a las sectas o iglesias protestantes que no poseen la plenitud de los medios de salvación.

Si eres evangélico, mormón o testigo de Jehová te invito a que conozcas en serio lo que es la fe cristiana(Ef 4,13), la BIblia(2 Tes 2,15) y la Iglesia de Cristo(Ef 5,25). Estudia la historia del cristianismo y ora para que Dios siga actuando en tu vida. Dios te ama y espera en el redil de plenitud que ha dejado: La Iglesia católica(Mt 16,18).

Yo simplemente deseo cumplir la voluntad de Dios en plenitud.(Mt 7,21-23) ¿Y usted...?

 


Recuerda que debes de luchar por conocer, vivir, predicar, celebrar y defender tu fe para ser un auténtico cristiano.


 

 

Libros más recomendados

Please update your Flash Player to view content.