Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

Generalmente los principios o ideas e ideologías dirigen a los individuos y las sociedades, aunque los sentimientos y otros factores pueden provocar interferencias promotoras y perturbadoras del proceso.

 

1. LOS PRINCIPIOS MASÓNICOS HAN CAMBIADO LA SOCIEDAD

La siembra y la aparición de una nueva forma de pensamiento por parte de algunos individuos o grupos repercuten necesariamente en la sociedad, provocando un cambio en el comportamiento social. De ahí la importancia de los "principios" de la masonería. Angelo Tramontano[1], grado 33º en el Gran Oriente de Italia, descubre este modus operandi de la masonería en la sociedad: "No propone oficialmente nada al mundo profano (= no masónico), sino que siembra las ideas y principios a través de sus miembros más idóneos para proyectarlos en el ámbito profano. Al menos así debería ser". Pierre Lambicchi (cardiólogo marsellés, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, años 2008-2010), reconoce: "Las ideas cultivadas en la logia han cambiado la sociedad[2]".

Además, es lógico y coherente el deseo de transformar la sociedad de acuerdo con los propios principios. Quien se cree en posesión de algo bueno o muy bueno sería un egoistón si se lo reservara para sí mismo. Más aún, si se tiene en cuenta que la propiedad de bienes materiales (dinero, casas, etc.) disminuye en la medida en que se comparten, al revés que la de los bienes intelectuales, espirituales. Por eso es natural que los masones hayan proyectado e intentado transformar la sociedad sustituyendo el paradigma cristiano por el masónico mediante la infiltración de sus principios, que pueden reducirse al relativismo, al laicismo, la gnosis y al método masónico[3].

¿Pero, en una sociedad pluralista y democrática, es aceptable una organización e ideología "secreta" como la masonería, sobre todo en sus logias encubiertas? El secreto es una táctica eficaz. Permite infiltrarse en las clases sociales, especialmente en las directivas, de la sociedad civil y en las religiones e iglesias sin provocar reacciones en la medida de lo posible, a saber, en proporción inversa a la formación e información y fidelidad de sus miembros.

 

2. EL CAMBIO DE LA SEXUALIDAD Y DE SU ÉTICA

¿Cómo y por qué se ha operado el cambio de la ética sexual? Evidentemente la causa no es única ni instantánea. La principal ha sido la flojera, así como la ausencia de coherencia y audacia por parte de no pocos cristianos. Pero, el factor "catalizador" se llama "masonería". No se trata de un mero proceso natural ni de la evolución espontánea de los acontecimientos. La cosecha laicista ha estado precedida por la siembra de los principios masónicos. Las ideas, como las semillas sembradas, primeramente crecen hacia dentro, echan raíces. Tras cierto tiempo de existencia subterránea, secreta, crecen hacia arriba y salen a la superficie, al comienzo de una forma difusa de tal suerte que pueden confundirse los tallos de trigo y los de la avena loca e incluso los de la cizaña. El secreto masónico ha favorecido su desarrollo hasta conseguir la progresiva eliminación de las creencias cristianas en no pocos sectores.

 

2.1. El pionero de la revolución sexual

El nombre: Sigmund Freud (1856-1939) evoca el psicoanálisis, la libido y lo sexual como clave del a vida consciente y subconsciente de los individuos. Judío, masón grado 33º, en el discurso –leído en su nombre- en su logia de Viena para responder al homenaje que le tributaba con ocasión de sus 75 cumpleaños reconoce su pertenencia a la masonería y que había leído sus trabajos primeramente en las reuniones de su logia, o sea, sus teorías habían sido "planchas" o textos echados en el "saco de las proposiciones", leídos ante los "hermanos" y corregidos antes de su publicación. Agradeció también que los masones, especialmente los de su logia, le hubieran ayudado cuando sus ideas revolucionarias fueron desacreditadas y combatidas por los médicos-científicos vieneses. Freud fundó la "Sociedad d los Miércoles" de naturaleza profesional, pero de estructura similar a la de una logia masónica, o sea, una especie de fraternidad masónica. Uno de sus primeros miembros fue Jung, discípulo predilecto de Freud hasta su ruptura[4].

 

2.2. Una fraternidad masónica de médicos con Pierre Simon al frente

Las "fraternidades masónicas" (Fraternelles maçonniques en francés) no son "logias", aunque a veces se llamen así. Y no lo son porque sus miembros pertenecen a distintos talleres y logias, así como porque sus reuniones se desarrollan sin ajustarse a un ritual estatuido y porque, en ellas, se hacen exposiciones socioculturales y políticas que son escuchadas sin guardar silencio riguroso. Coinciden en que todos sus miembros son masones y todos ejercen la misma profesión. Las hay de políticos, de parlamentarios, de profesores, de jueces, de policías, etc.

Especialmente activa (ya desde 1953, año de la iniciación masónica de Pierre Simon) y eficaz para la transformación de la sexualidad humana y de su ética ha sido la fraternidad masónica dirigida por Pierre Simon (1925-2008), hijo de madre judía practicante y de padre ateo, ginecólogo, iniciado en la logia La Nueva Jerusalén de la Gran Logia de Francia en 1953, Gran Maestro de la Gran Logia de Francia[5] (1969-1971, 1973-1975), cofundador del Mouvement français pour le Planning familial, fundador del Partido Socialista Autónomo, en 1967 se reincorpora al Partido Radical, etc.

 

Su declaración: "La loge c´ est le laboratoire de la Société" en su obra De la vie avant toute autre chose[6]de validez general es especialmente aplicable al ámbito de la sexualidad. Este libro, según el masón Maurice Caillet[7], "fue retirado de las librerías a instancias de las autoridades masónicas de la época, por desvelar con excesiva claridad las intenciones de la masonería". Pierre Simon, en este libro, además de sus actividades, describe el objetivo y la táctica de su "Grupo Littré", que era una fraternelle integrada por médicos "librepensadores" franceses, también algunos belgas, suizos y holandeses[8].

 

2.3. Dos objetivos o metas y un mismo talante

Al comienzo del libro descubre sin tapujos su talante y criterio, a saber, el subjetivismo ético, la adhesión plena a la masonería (entendida como la portadora de la Luz y de la Verdad más auténticas que lo ofrecido por la Iglesia), el laicismo, la secularización de la medicina y de la sociedad, la separación entre Vida y Verdad, entre el hombre y Dios. Deja traslucir que el Gran Arquitecto del Universo no es una persona, sino el símbolo de la naturaleza y de su evolución inmanentista[9]. Reconoce que "el pensamiento iniciático (o sea, masónico) le ha orientado en el camino de la vida y en sus investigaciones[10]". Llama "los Iniciados" a Jesucristo, Moisés, Mahoma, Confucio, Buda (Ibidem, 71). Pero sus iniciaciones son superadas por "la iniciación masónica" que consiste en "una muerte simbólica", pues "el hombre muere a la vida y a la mentalidad profana (= no masónica), reencarnándose en un ser colectivo, o sea, en la logia"; en "la muerte iniciática" el hasta entonces profano experimenta "el naufragio de su ser", "muerte biológica y espiritual al mismo tiempo"[11].

Pierre Simon y su fraternidad masónica médico-farmacéutica se proponen dos objetivos:

 

2.3.1."Cambiar el concepto de vida y así transformar toda la sociedad[12]"

Pretende lograrlo mediante la separación de la sexualidad respecto de la procreación (anticonceptivos) y esta de la paternidad (inseminación artificial)[13], la introducción de la anticoncepción, del aborto, de los experimentos con embriones vivos, de la eutanasia, del pansexualismo, el amor libre, la supresión de la pena de muerte, etc[14]. En torno al ´60 había lanzado el eslogan de eco repetido posteriormente sin cesar, que proclama que "cada uno y cada una es libre para disponer de su propio cuerpo"[15]. "La ciencia pretende llevar el bien a los hombres, especialmente en el ámbito sexual (...). El sexo es la política ("la sexualité, c´est la politique") (De la vie avant..., 183). Esto ya desde "la conquista de la libertad" mediante el pecado original: "El primer acto político de la pareja humana, o sea, la conquista de la libertad humana, se remonta a su desobediencia en el jardín del Edén: desde su expulsión del Paraíso, el hombre es mortal, condenado al trabajo y sexualizado" (Ibidem, 184).

 

2.3.2. "Implantar una nueva definición del bien y del mal, la del hombre moderno"[16], originando una "nueva moral entendida no como código de normas, de modo que la libertad consista en escoger entre caminos ya trazados. La nueva moral debe ser una nueva creación libre y responsable". Según Pierre Simon y los masones, la legalización de la regulación de los nacimientos mediante los métodos anticonceptivos y abortivos, que hace realizable la separación entre procreación y sexualidad conduce a una "nueva moral que es una ética superior", "en sintonía con los principios masónicos y en abierta oposición a la Fe y a la Moral católicas (Ibidem 146, etc.).

 

3. LA TÁCTICA O EL CAMINO ADECUADO PARA LOGRAR ESOS OBJETIVOS

Una vez señalada la meta, es preciso recorrer el camino que permita alcanzarla. Para llevar a la práctica sus ideas y proyecto, aplicaron la táctica adecuada y eficaz aunque exigió la manipulación de la opinión pública francesa, que era cristiana hasta entonces en esta materia. La fraternidad masónica de Pierre Simón puso su sede –etiquetada como centro ginecológico- en un piso que les había cedido Romain Lavielle, presidente de la masónica Mutuelle de l´ Education Nationale. Allí, entre los años 1950 y ´60, celebraban reuniones clandestinas, buscaban el apoyo de las autoridades municipales, del Partido Socialista, de la (masónica) Unión Racionalista, de las logias masónicas locales y de los 400.000 del movimiento de planificación familiar en Francia (año 1961), elaboraban sus proyectos, sus colaboraciones en los medios de comunicación social, la divulgación de un número exagerado (300.000) de abortos clandestinos anuales practicados en Francia, la concesión de entrevistas a periodistas y a radiotelevisión, contactos con políticos (socialistas, comunistas, etc.), el plan de conferencias, debates públicos (también con católicos, protestantes y judíos), publicación de libros[17] y folletos, encuestas y datos estadísticos[18] casi siempre manipulados, difusión mediante la publicidad radiotelevisiva, prensa e incluso películas cinematográficas, especialmente las dirigidas a los médicos (la de Claude Edelman con el asesoramiento del mismo Pierre Simon, etc.,). Allí experimentaban los anticonceptivos con voluntarias anónimas y con prostitutas; a estas les abonaban 50 francos por hora (Ibidem, 130-132).

Con el tiempo y tras dos tentativas parlamentarias frustradas consiguieron la aprobación de la abrogación de la ley de 1920 (que prohibía los anticonceptivos y su propaganda) con el eslogan "contraconcepción, SÍ; aborto, NO", aunque ya pensaban lanzar luego el "Aborto, SÍ" " (Ibidem, 139-140). Apoyaron la anticoncepción los políticos radicales, los socialistas y algunos gaulistas (U.D.R.)[19]. Más tarde introdujeron el aborto en diciembre. 1974, etc., cuando era Presidente de la República el masón Valéry Giscard d´ Estaing, Ministra de Sanidad Simone Veil y su asesor: el mismo Pierre Simón. "Los diputados y senadores masones de derechas y de izquierdas votaron como un solo hombre!", exclama M. Caillet, entonces masón y Venerable Maestro de una logia del Gran Oriente de Francia[20]. Pierre Simon anuncia que "las técnicas y los medicamentos permitirán a la mujer llegar a un estado de aborto continuo en el cual ya no se diferenciarán las menstruaciones y la expulsión de los óvulos fecundados. Entonces no se podrá promulgar ninguna ley contraria al aborto"[21].

Así, según Pierre Simon y su fraternidad médico-farmacéutica masónica, se logrará el triunfo definitivo del laicismo ilustrado, la victoria de la razón capacitada por medio del librepensamiento y de la tecnología para marginar y eliminar lo divino transcendente, o sea, se habrá realizado "el retorno de Prometeo, el cual ahora no se limita a dar el fuego a los hombres, sino que les regala todos los poderes, de los que ha despojado a Zeus", a Dios. "Se trata, pues, de conquistar una libertad (...), la conquista racional de la autonomía humana"[22].

 

4. ¿Y EN ESPAÑA?

¿En España han imitado a Pierre Simon y su logia fraternal profesional? Desconozco si ha habido influjo directo, personal. Basta un conocimiento somero del proceso español en la legalización del divorcio, del aborto, de la inseminación humana artificial, de los bancos de embriones, etc., para comprobar que se ha aplicado su táctica y sus técnicas manipuladoras de la opinión pública. Pero hay un punto en el cual la legislación española es original. Pues, de todos los países de la Tierra, solo ella considera un "derecho" humano lo que el concilio Vaticano II llama "el horrendo crimen del aborto" (Gaudium et Spes, 51).

En contra de lo explicitado en su programa electoral, el presidente del Partido Popular y del Gobierno español ha retirado el Anteproyecto de Ley Orgánica para la Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada. Por una supuesta ventaja electoral, casi medio millón de seres inocentes e indefensos morirán triturados en el seno "materno" durante los cuatro años del gobierno del PP con mayoría absolutísima sin que en el horizonte político de España se atisbe la posibilidad de la eliminación o al menos disminución de este genocidio. No extraña que lo verdaderos defensores –católicos y no católicos- de los derechos humanos más básicos (derecho a la vida desde el instante de la concepción hasta su muerte natural, el matrimonio como unión de un hombre y una mujer, etc.) se pregunten –a mí ya me lo han preguntado algunos- a qué partido votar, pues ninguno del actual arco parlamentario español defiende esos derechos fundamentales. José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián se pregunta: "¿Pueden los católicos votar a partidos políticos que están en esta situación, basándose en el principio del 'mal menor´? El tiempo ha demostrado que por el camino del 'mal menor´ se termina llegando al 'mal mayor´. La opción del 'mal menor´ solo puede ser acogida por un cristiano de forma circunstancial y transitoria; sin caer en la tentación de hacer de ella un 'santo y seña´. Y es que... Jesucristo nos enseñó a apostar por el bien; no por el mal menor"[23].

Por Manuel Guerra

 

[1] En su obra La Massoneria quale io la vidi, Publiscicula Editions, Palermo 1993, 52. Acentúa que el masón, sobre todo el del Rito Escocés Antiguo y Aceptado (practicado por él), no debe revelar su pertenencia a la masonería (pp.52-53). Por principio, un masón puede revelar que es masón. En cambo, jamás puede revelar los nombres de los demás masones.

[2] Les loges de la République, Editions du Moment, Paris 2009, 29-30. Considera el adelanto de la mayoría de edad a los 18 años como un logro de la masonería liberal, especialmente del Gran Oriente de Francia (Ibidem, 88).

[3] Cf. M. Guerra, Masonería, religión y política, Sekotia, Madrid 20135, 327-327-396.

[4] Cf. M. Guerra, Masonería, religión y ..., 345, 355.

[5] Tiene casi 30.000 miembros en más de 700 logias, al menos una publicación oficial: Points de Vue Initiaque. Precisamente fue su primer Gran Maestro, el Duque D´ Antin, el que propuso la elaboración y publicación de la Enciclopedia Francesa. Pierre Simon y esta Gran Logia intervinieron en la revolución, también en las barricadas callejeras, de 1968. Esta Gran Logia y el Gran Oriente de Francia fueron los que remitieron en 1916 una carta a todas las logias de la Tierra, invitándolas a la reunión preparatoria de la formación de la Sociedad de Naciones, preludio de la ONU.

[6] Ed. Mazarine, París 1979, 103.

[7] En su obra Yo fui masón, LibrosLibres, Madrid 2008, 178.

[8] Resulta lógica e inevitable la valoración duramente crítica del libro de Pierre Simon por parte del entonces cardenal J. Ratzinger en la conferencia inaugural de IX Congreso Internacional del Pontificio Consejo de los Agentes Sanitarios (noviembre, 1994, cf. La vida en el designio de Dios y en el proyecto del hombre en Actas de la novena Conferencia internacional...."Dolentium Hominum" 28 (año X, nº 1).

Sobrecoge comprobar cómo las ideas sembradas -como lo hizo "el Demonio en la noche" en la parábola evangélica (Mt 13,24-30)- han germinado con tal pujanza que, medio siglo más tarde, no pocos gobiernos, precisamente los de países tradicionalmente cristianos, tratan de imponerlas (aborto, matrimonio homosexual, adopción de hijos por homosexuales, etc.) de palabra y de obra (sanciones económicas, etc.,) a naciones menos desarrolladas. Es lo que hicieron la Unión Europea (Manuel Durao Barroso), el presidente Obama y el Fondo Monetario Internacional con Hungría (amenaza de la suspensión de una nueva ayuda de 20.000 millones de euros) y lo que acaba de hacer el presidente Obama con los países africanos que se han negado a acceder a sus imposiciones en la reunión celebrada los días 5-6 de agosto de 2014 (congelación de 120 millones de dólares concedidos a uno de ellos, etc.,).

[9] De la vie avant toute..., 161.

[10] De la vie avant... 15. Más aún, "Tras la iniciación "se accede a un nuevo clima mental", a una nueva mentalidad. "El iniciado se encarna en un ser colectivo, la Logia"; "mi verdadero ser no es ya mi cuerpo, sino mi logia" masónica (Ibidem, 74-76)

[11] De la vie avant..., 73, 75. Recuérdese que el rito yel ritual de iniciación en el grado 3º, el de Maestro, por el cual uno es masón con todos los derechos y obligaciones, gira en ro a la muerte y renacimiento (reencarnación) a imitación del Jirán Abí (castellanización del hebreo Hiram Abif ), el mítico "masón" o arquitecto del templo de Salomón. Distintas matizaciones de la misma temática estructuran los ritos de iniciación en los grados 4ª-14º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado (el de los 33 grados).

[12] De la vie avant toute..., 85.

[13] Y añade la razón: "padre no es el que engendra, sino el que educa al niño" (Ibidem, 222-223). Para facilitarlo propone la proliferación de bancos o centros de esperma y habla de "una filosofía" y de "una mística de la donación de espermatozoides"(Ibidem, 223). Los anticonceptivos, el aborto, "las nuevas modalidades de nacimiento (inseminación artificial, parto sin dolor)" liberarían al hombre" de la fatalidad biológica" (Ibidem, 226).

[14]De la vie avant, 263. Ya antes había sido presentada la ley del divorcio en Francia (el 27.7.1884) por Albert Noguet, masón del Gran Oriente de Francia (GOF) (P. Lambicchi, o. c. 85).

[15] De la vie avant..., 93.

[16] De la vie... 146.

[17] Por ejemplo, Le Contrôle des naissances. Histoire, philosophie, morale, Payot, Paris 1966 de Pierre Simon.

[18] Por ejemplo, el "Rapport sobre el comportamiento sexual de los franceses", elaborado por Pierre Simon en 1969 y publicado en 1972 (cf. De la vie avant..., 190-193) para "dar a los hombres la felicidad, las llaves para acceder a la felicidad, también sexual" (Ibidem 195).

[19] Entre estos el diputado Lucien Neuwirth. Precisamente la comisión encargada de estudiar el proyecto se llama "Comisión Neuwirth", un modo de ganar a alguien que, en teoría, debería haber opuesto. Pierre Simon le llama "masón sin delantal", o sea, masón aunque no iniciado. Pierre Simon dice que el proyecto anticonceptivo fue aprobado gracias a los puros Davidoff (a los que era muy aficionado Neuwirth) y gracias a la esposa del presidente De Gaulle, a la que consiguieron engañar y hasta entusiasmar presentándolo como liberación de la mujer y porque todavía no estaba clara la doctrina de la Iglesia (Ibidem, 141-143). Pablo VI publicó la Humanae Vitae en 1968. La ley Neuwirth fue votada en 1967.

[20] Maurice Caillet, o. c. 53.

[21] De la vie avant..., 215, 220. A eco mitigado de estas palabras suenan las de Rosa Valdeón, alcaldesa de Zamora, en un debate en la televisión regional de Castilla y León: "Todo óvulo que no concibe es un aborto. Es decir, cualquier menstruación de una mujer (...) es un aborto incipiente". Pero el óvulo no fecundado no es un nuevo ser vivo con un ADN propio y, por lo mismo, en la menstruación no hay aborto; lo habría si se diera lo propuesto por Pierre Simon. Rosa Valdeón fue de los primeros del PP en oponerse al "Anteproyecto de Ley Orgánica para la Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada" (Gallardón).

[22] Así concluye Pierre Simon su obra De la vie avant toute ... (p. 258).

[23] En ABC, 28.sept. 2014, p. 54. Entre los numerosos documentos episcopales, aparecidos con ocasión de la retirada de la reforma de la ley del aborto por Mariano Rajoy merece ser destacada la carta pastoral de Juan Antonio Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares (24. sept. 2014).

LA Santa Muetre, el mal ojo, y otras superesticiones
El Misterio de la Masoneria
 El misterio de la masoneria

 

 

Libros más recomendados

Please update your Flash Player to view content.