Respuestas Catolicas Inmediatas

El mejor libro para saber defender la fe Respuestas Catolicas Inmediatas

 

 

MIRA VIDEOS GRATIS DE DEFENSA DE LA FE EN https://www.facebook.com/martinzavalapredicador/

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

 


Casa por casa y mediante sus resvistas los testigos de jehova van preguntando que si uno conoce el verdadero nombre de Dios. Después afirman que el verdadero nombre a usar es Jehova y que siempre debemos de usarlo. Se oye bien, pero mejor veamos que es lo que dice la Palabra de Dios y la historia sobre esto.


 

 

La utilización del nombre Jehová para designar a Dios, es sin duda alguna, uno de sus errores más grandes, pero que a su vez con más insistencia defienden. Echan mano para ello de todo argumento posible, aún cuando ellos mismos admiten como errónea la traducción de la palabra

hebrea YHWH (llamada el Tetragrama Sagrado) como Jehová.(Cfr. libro de los TJ 'Usted puede vivir para siempre en el paraíso en la tierra donde ellos aceptan que jehova no es el nombre mas correcto)

Sin embargo, tal reconocimiento no logra disminuir su insistencia, basándose en que al 'Juez' Rutherford (presidente de la organización durante 1917-1942) le había sido revelado 'misteriosamente' que el verdadero nombre que debían utilizar para distinguirse de la cristiandad 'apóstata' era el de "Testigos de Jehová" (en tal sentido ver 'Sea Dios Veraz', cap. II; 'La Verdad que lleva a la Vida Eterna', cap. 3; entre otros).

 

Llegados a este punto, resulta conveniente explicar como surgió el error de traducir YHWH como Jehová.

Pues bien, el mismo tiene su origen con los maestros rabínicos del s. VII D.C. quienes se encontraron ante la dificultad de cómo pronunciar YHWH, dada la prohibición de nombrar a Dios que en aquél entonces regía entre los judíos. Antiguamente, la escritura utilizada por los hebreos carecía de signos que representaran las vocales, por lo que sólo se escribían las consonantes. Es decir, la escritura sólo era con consonantes, pero su pronunciación era con la utilización de vocales, para las cuales no existían signos que permitieran ser escritas.

Así, y conforme a la combinación que se hacía entre las consonantes, era la vocal que correspondía acompañar a cada una de ellas, según lo marcaba una antigua tradición. Repito, sí poseían un sistema, aunque muy imperfecto, en el que frecuentemente se usaban ciertos signos consonánticos [llamados matres lectionis por los gramáticos católicos] para indicar la presencia de vocales.

Por ende, aquellos rabinos al intentar realizar la traducción utilizaron como base las vocales de la palabra 'Aedonai'(que significa Señor) trasladándolas al tetragrama YHWH. Para realizar tal operación, anularon todas las consonantes, incluida la 'i' (que también era considerada una consonante). Luego a la vocal 'a' la modificaron por la 'e', ya que la primera traía dificultades de pronunciación y significado (es decir, 'Yaehová'), quedando entonces solo las vocales 'e-o-a'. Al trasladar éstas al tetragrama YHWH quedó conformada la palabra 'YeHoWa'. De ese acto arbitrario de traducción es que surgió la palabra Jehová. Posteriormente, ese error fue repetido por los exégetas o intérpretes de las Sagradas Escrituras de los siglos XVI al XIX, dada la falta de un conocimiento mayor del idioma utilizado por los escritores sagrados.

Recordemos que recién a comienzos del s. XIX –a través de estudiosos como Champolión y otros- pudo ser descifrado el significado de los jeroglíficos egipcios, por lo que el conocimiento que hoy en día se ha alcanzado de los idiomas de la antigüedad y que permite corregir viejos errores, en aquellos siglos no existía. Para fundamentar su posición, suelen argumentar los Testigos que en diversas Biblias no jehovistas, en español o en inglés, se ha utilizado comúnmente la palabra Jehová. Entre otras, citan la traducción de la Vulgata (de San Jerónimo) realizada por Felix Torres Amat. Pues bien, la explicación del error ya ha sido dada, y Torres Amat es un claro ejemplo de ello.

Sin embargo, a partir del s. XX todas las Biblias (católicas o no) corrigieron la palabra Jehová por la de Yavé, Yahvé o Yahvéh (que significa 'El que es'), y que resulta a todas luces una transliteración o traducción mucho mas ajustada al original, salvo para la Traducción del Nuevo Mundo (jehovista) que persiste en aquél viejo error. Pero a pesar de todo lo dicho, nos preguntamos ¿es de vital importancia designar el nombre de Dios como Yavé o Jehová?. Entendemos que no.

Sólo puede decirse cual es la correcta pronunciación del tetragrama sagrado YHWH, pero bajo ningún aspecto ello permite sostener –dogmáticamente- la pretensión que ése es el único y verdadero nombre de Dios. De hecho, en el Nuevo Testamento, la palabra Yavé (o Jehová) no es mencionada ni en una sola ocasión, ya que la mayoría de las veces se lo designa como "Kyrios que significa Señor", como "el Alfa y la Omega", el "Creador", etc.

 

Así, el mismísimo Jesucristo generalmente utiliza la palabra 'Padre' pero nunca Jehová ni Yavé.

Por ello, la pretensión de los Testigos de Jehová de que el verdadero y único nombre de Dios es Jehová carece de respaldo bíblico, resultando penoso que para lograrlo deban recurrir a tergiversar los textos sagrados, reemplazando arbitrariamente y de mala fe la palabra Señor por Jehová o, en su caso y en un mismo texto, distinguiendo Señor de Jehová (vgr. en Rom. 14:6-9), todo –vale aclarar- con la finalidad de justificar la diferencia de naturalezas que (dicen) existe entre Dios y Cristo.

Si tu interés es aprender a dar respuesta a las objeciones de las sectas te recomiendo que visites nuestra tienda de internet en www.defiendetufe.com donde podrás encontrar excelente material de Apologetica en Cds, Dvds, y Libros gracias por tu apoyo y oración.

Dios te siga bendiciendo abundantemente.

Por Gabriel Fandiño M.P.D.

 

Lo Que Usted Deberia Saber Sobre el Fin Del Mundo - Martin Zavala 
 
 Cansado de Llorar, Cansado de Pecar - Martin Zavala   

 


Si eres católico, no olvides que como cristianos que somos, debemos de buscar como renovar nuestra vida en Cristo(Jn 15,1-7) e impulsar nuestro apostolado para traer a mucha gente a los pies de Jesucristo(Mt 28,18-20) y no dejar esa labor a las sectas o iglesias protestantes que no poseen la plenitud de los medios de salvación.

Si eres evangélico, mormón o testigo de Jehová te invito a que conozcas en serio lo que es la fe cristiana(Ef 4,13), la BIblia(2 Tes 2,15) y la Iglesia de Cristo(Ef 5,25). Estudia la historia del cristianismo y ora para que Dios siga actuando en tu vida. Dios te ama y espera en el redil de plenitud que ha dejado: La Iglesia católica(Mt 16,18).

Yo simplemente deseo cumplir la voluntad de Dios en plenitud.(Mt 7,21-23) ¿Y usted...?


Recuerda que debes de luchar por conocer, vivir, predicar, celebrar y defender tu fe para ser un auténtico cristiano.


 

 

 

 

Libros más recomendados

Please update your Flash Player to view content.