Imprimir 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 


El macabro hallazgo se produjo en la localidad correntina de Curuzú Cuatiá, cuando efectivos policiales que habían sido alertados por una llamada telefónica encontraron el cuerpo descuartizado de una persona, que posteriormente fue identificada como un joven de 17 años residente en la zona.

 

 

La investigación derivó en la detención de tres muchachos, y se sabe que todos están vinculados a la devoción por la figura de San La Muerte (la versión argentina de este culto típicamente mexicano), por lo que una sospecha apunta a que el crimen fue cometido por una "ofrenda de sangre", un tipo de acto extremo que se viene repitiendo de manera alarmante en el país. Así lo cuenta el Diario Popular.

La víctima fue identificada como Nelson Eduardo Escalante, un adolescente de 17 años residente en el barrio Ralín, de la mencionada localidad. Los restos del chico fueron hallados en cercanías de un cementerio. Para descuartizar el cadáver, fue utilizada un arma blanca.

 

El comisario Sergio Ramos, titular de la comisaría de Curuzú Cuatiá, sostuvo que "no es un caso habitual, y agotaremos todas la instancias para esclarecerlo". En ese marco, fueron detenidos sospechados por el homicidio tres jóvenes, moradores de una casilla donde fue encontrada una alpargata de la víctima. El lugar está apuntado por los vecinos del barrio como punto de encuentro para adoradores de San La Muerte.

"Está confirmado que los sospechosos son devotos de San La Muerte. No se puede descartar que se trate de un homicidio relacionado con este tema, pero también pudo ser una pelea entre ellos que terminó de la peor forma", dijo una fuente policial a Diario Popular. El caso generó tanta conmoción en la provincia que el ministro de Seguridad, Pedro Braillard Poccard, viajó a la localidad para seguir de cerca la pesquisa.

 

Ministro luterano: una versión aparentemente inocua del satanismo

Acerca del tema, el autodenominado sacerdote y obispo luterano Manuel Acuña, especialista en ritualismos y sectas satánicas según este medio, explicó que "la justicia y la policía no deben descartar un crimen cometido como ofrenda a San La Muerte, ya que esta figura está ligada completamente a la práctica del satanismo y los casos con homicidios horrendos se multiplican en el país", precisando que "en la provincia de Corrientes ya están advertidos de crímenes rituales o como ofrendas tras el desgraciado episodio que tuvo como víctima al pequeño Ramoncito, a quien integrantes de una secta torturaron y descuartizaron, en un hecho que tiene a una decena de personas condenadas".

"Los cultores del satanismo utilizan la figura de San La Muerte como emblema popular, la vuelven algo que aparenta ser inofensivo. Pero es parte de una estrategia para generar muerte. La ofrenda de sangre es justamente eso, y es la característica más preciada dentro de ese culto. Es importante que la policía y la justicia pidan ayuda a auxiliares especializados en rituales de este tipo para resolver el caso en plenitud", dijo Acuña.

Asimismo, el especialista comentó que "el antecedente del crimen atroz de Ramoncito marca el rumbo de cómo deben investigarse estos crímenes, ya que se pudo comprobar la existencia de un libro donde se detallaba exactamente la manera en que debía cometerse el hecho", precisando que "en la causa se estableció que tras descuartizar el cuerpo del chico de 11 años utilizaron sus vértebras para hacer figuras de San La Muerte".

 

Los vecinos, aterrados

"Todo el barrio donde apareció el cuerpo del chico está convencido de que fue un crimen por la devoción a San La Muerte. Incluso la víctima había sido vista en la casilla allanada donde encontraron una de sus alpargatas", explicó un vecino de Curuzú Cuatiá, que pidió reserva de identidad. "La policía encontró en esta vivienda muchas pruebas para vincular el hecho con la creencia de estos muchachos", indicó.

"Quien le pide protección a San La Muerte debe cumplir, caso contrario paga con su vida y sufrimiento. Los delincuentes tienen adoración con esta figura, porque los protege contra la muerte. Cuando consideran que la imagen los cuidó, en un robo o situación peligrosa, esto se debe agradecer, muchas veces como ofrenda sangrienta", dijo Manuel Acuña.

Como Responder a los Testigos de Jehova - Martin Zavala
 Como responder a los testigos de Jehova
Ten Cuidado el Demonio Existe - Martin Zavala   Ten cuidado el demonio existe

 

Joomla SEF URLs by Artio