Respuestas Catolicas Inmediatas

El mejor libro para saber defender la fe Respuestas Catolicas Inmediatas

 

padre luis toro

 

MIRA VIDEOS GRATIS DE DEFENSA DE LA FE EN https://www.facebook.com/martinzavalapredicador/

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

"Al morir ...nacemos para la vida eterna"
San Francisco de Asís, religioso, fundador de la Orden de los Frailes Menores.

 

I. LAS RELIGIONES ORIENTALES
EL HINDUISMO: Para esta religión de la India la reencarnación tiene su origen en los textos sagrados Vedas (Conocimiento), que aparecieron entre los años 800 al 500 a.C., aquí se enseña que con la muerte sólo desaparece el organismo, mientras que el alma (Atman), vive muchas vidas en diferentes cuerpos hasta completar la liberación de su ser (Moksha), por medio de un proceso de nacimiento, muerte y reencarnación (Samsara); la meta final consiste en romper dicho ciclo y llegar a estar eternamente en la presencia de Brahma, el "Espíritu Universal" o el "Océano Divino", del que surgieron todos los seres y al que deben retornar.

 

Leer más...

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Más de los que parecían

Una conocida actriz, hace no mucho tiempo, declaraba en el reportaje concedido a una revista: "Yo soy católica, pero creo en la reencarnación. Ya averigüé que ésta es mi tercera vida. Primero fui una princesa egipcia. Luego, una matrona del Imperio Romano. Y ahora me reencarné en actriz".

Resulta, en verdad, asombroso comprobar cómo cada vez es mayor el número de los que, aún siendo católicos, aceptan la reencarnación. Una encuesta realizada en la Argentina por la empresa Gallup reveló que el 33% de los encuestados cree en ella. En Europa, el 40% de la población se adhiere gustoso a esa creencia. Y en el Brasil, nada menos que el 70% de sus habitantes son reencarnacionistas.

 

Leer más...

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

El 22 de agosto de este año recibí el siguiente mensaje. "Soy N. N., catedrático de la Universidad de N.N. (una española). (...). Le he escrito en otras ocasiones. Tengo un amigo, que se ha ido adentrando en el yoga. Se le ha practicado el shaktiprat[1] por un guru[2] indio. Mi amigo se confiesa cristiano, pero cada vez le veo más alejado de la fe. Vive, según dice, feliz, lleno de paz. Si fuera posible, me gustaría que me orientara en este tema, para saber como tratarlo (...)".

Cuando se habla sobre sectas o sobre los Métodos del Potencial Humano[3] (MPH) (los que se proclaman eficaces para el desarrollo de todo el potencial humano, también del oculto o desconocido, es decir, de las fuerzas ocultas de la mente humana) suele terminarse con un tiempo dedicado a responder a las preguntas formuladas por los asistentes. Una de las más frecuentes se refiere precisamente a la compatibilidad de los MPH, especialmente del yoga, zen, reiki, taichí, Meditación transcendental, etc., con la fe cristiana.

¿Cuántos centros y salas dedicados a la práctica de sus ejercicios aparentemente solo respiratorios y gimnásticos, destinados a lograr la maduración y el equilibrio psíquico, hay en todas las ciudades y localidades de cierto número de habitantes? ¿Por qué un buen número de personas, especialmente mujeres, les dedican varias horas semanales, pero no tienen tiempo para hacer oración cristiana que, bien hecha, es más eficaz para conseguir la paz y el gozo interiores y para apagar la sed de felicitad e infinitud transcendente al mismo tiempo que inmanente?

 

 

 

Respuesta a la consulta:

I. Diferenciación de las dos vertientes del yoga: la ideológica y la psicotécnica

Los recursos psicotécnicos (ejercicios físicos, gimnásticos, respiratorios, etc.) son compatibles con el cristianismo. Si se practican con regularidad pueden producir cierto bienestar o, mejor, biensentirse interior. Si la cultura occidental con su capitalismo y la tecnología produce bien-estar, la religiosidad oriental y sus psicotecnias –también New Age/Nueva Era- buscan el bien-sentirse, cierta sensación de paz interior; aspiran a la armonía con uno mismo, con los demás y con el universo, fruto generalmente de las fuerzas ocultas de la mente humana y del subconsciente[4]. La mayoría de los occidentales reducen el yoga a la práctica sistematizada de los ejercicios físicos. Pero el yoga es eso y mucho más.

 

 

 

Ii. La incompatibilidad entre la ideología yóguica y la fe cristiana

Los recursos psicotécnicos del yoga son compatibles con la fe cristiana. En cambio, hay incompatibilidad total entre la fe cristiana y la ideología yóguica. Del yoga y de los MPH en general puede afirmarse lo declarado del reiki por el Comité Doctrinal de la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos[5] en marzo de 2009: "carece de credibilidad científica" y "es incompatible con la doctrina cristiana". Por ello un cristiano debe alejarse de las sesiones de yoga si el instructor o el gurú trata de introducirlo en creencias inconciliables con la fe cristiana. La experiencia permite decir que muy pronto lo disponen a vivir en un clima panteísta; algo más tiempo emplean en disponerlos para que acepten la reencarnación de las almas. He aquí las discrepancias principales, que ahora me limito a enunciar, dejando para otra ocasión su exposición más completa.

 

 

 

2.1. El panteísmo del yoga

Tenga o no relación etimológica con la palabra latina iugum (de donde la española yugo"), la palabra "yoga" originariamente significaba la acción de "enganchar adecuadamente los caballos para domesticarlos y dominarlos" ("uncir" los bóvidos si las vacas no fueran sagradas en la India). De hecho, significa el método para dominar las fuerzas corporales y mentales "unciéndolas, uniéndolas" a lo divino. El yoga presupone la identificación substancial de todo cuanto existe con lo divino concebido como impersonal, o sea, con lo Uno-Todo. El género gramatical de la palabra empleada para nombrar la divinidad es el neutro: "lo divino" (por ejemplo: Brâhman en el hinduismo), no masculino (dios) ni femenino (diosa). Los cristianos, al comienzo de su iniciación casi ni se dan cuenta, pues aducen textos bíblicos ciertamente mal interpretados. El panteísta niega la existencia de un Dios personal, creador y juez, etc.

 

 

 

2.2. La reencarnación de las almas

La reencarnación de las almas de origen hindú, según la cual el alma humana que no ha logrado su total purificación, tras la muerte vuelve a vivificar otro cuerpo humano o no (cuerpo de un animal: mono, león, gusano, etc.) de modo indefinido hasta que suficientemente limpia sea capaz de extinguirse disuelta en lo divino –lo Uno Todo- como el agua de los ríos se disuelve en el mar, pero ya no agua fluvial, dulce, sino salada, marina.

El yoga refleja su origen hindú, entre otros aspectos, porque sostiene la reencarnación de las almas con el agravante de que suelen aducir también textos bíblicos y afirmar que fue aceptada en los primeros tiempos de la Iglesia hasta el siglo V, en el cual habría sido prohibido en un concilio. Esto es totalmente falso. Las pocas veces que los escritores cristianos de los primeros siglos (san Justino y san Ireneo siglo II-, Tertuliano, siglos II-III) hablan de la reencarnación de las almas, lo hacen para refutarla. No podía ser de otra manera. Pues, quien cree en la reencarnación de las almas niega que haya un Redentor y que Jesucristo lo sea; niega también la existencia de la gracia y de las gracias de Dios, la resurrección de los muertos, la inmortalidad del alma individual, la existencia del purgatorio, del infierno y la del cielo (como estado de felicidad individual y eterna en un Dios personal), etc.

 

 

 

2.3. El yoga cae en una especie de autismo o ensimismamiento

El yoga (como el hinduismo y el budismo) desconoce la virtud de la humildad (todo es fruto del esfuerzo y de la concentración humana), la preocupación por la promoción humana y por los necesitados e indigentes, así como las exigencias del amor y de lo relacionado con la llamada cuestión social. No reconoce al hombre como unidad psicosomática. Degrada totalmente el cuerpo humano convirtiéndolo en una prenda de quita y pon; al final de cada existencia se quita y se tira como si fuera un vestido viejo, sucio e inservible, aunque el hombre hace acciones meritorias de premio o castigo con todo su ser, se da limosna no solo con el espíritu, con la mente, también con la mano de carne y huesos. Reduce el perfeccionamiento humano al autodominio sin oración ni apenas resquicio para la intervención divina (yoga hindú), que es totalmente excluida en el yoga budista. Además, el narcisismo del yoga, como en general de los MPH, lleva a los iniciados a aspirar a la transformación del hombre en una especie de superhombre a base del denodado e interminable esfuerzo personal. Pero el hombre es como el ojo que ve con normalidad solo si –sin espejo-no se ve a sí mismo.

 

 

 

3. Un agravante: los recursos psicotécnicos, difícilmente separables de la ideología en el yoga

Suele afirmarse y he afirmado que la fe cristiana es compaginable con los recursos psicotécnicos, no con la ideología yóguica. Pero resulta muy difícil discernirlos y separarlos. Por ejemplo, cuando se hacen las respiraciones diafragmáticas o profundas, según la mentalidad oriental, se hacen para aspirar el prana. Por ello es un ejercicio no meramente fisiológico, procurador de salud corporal, sino también y sobre todo, al menos intencionalmente, un ejercicio teologal o de "salud-salvación" panteísta. Se pretende llegar así a la fusión con Átman-Brâhman, lo Uno-todo, lo divino panteísta, impersonal[6], una especie de endiosamiento físico. Pues prana significa la esencia del éter No sé cómo lo explicarán ahora cuando –desde Einstein- se sabe que no existe el éter, que antes se suponía necesario para la transmisión de las ondas electromagnéticas[7].

Cuando he preguntado a gurúes y a directores de sesiones yóguicas, prácticamente todos proclaman que allí se practican solamente los recursos psicotécnicos y que consecuentemente pueden participar también los cristianos. Solamente dos me han reconocido que ellos son una modalidad de hinduismo y que tratan de difundirlo en Occidente. De hecho el yoga, como los restantes MPH y otras terapias psicológicas suelen servir de anzuelos para captar adeptos[8]. Más aún, un iniciado y experto en yoga afirmó que de los incontables centros y salas de yoga existentes en Castilla y León no pasan de media docena los que pretenden simplemente iniciar en la vertiente psicotécnica del yoga.

 

 

[1]Shaktipat o Saktipâta significa "energía, potencia-descender" y, en el hinduismo, designa la energía espiritual que un gurú transmite a su discípulo.

[2] Bien escrito por el consultante, pues en sánscrito como en latín, polaco, etc., no hay palabras agudas. (cf. M. Guerra, Historia de las Religiones, B.A.C., Madrid 20145, 149-151).No obstante, el Diccionario de la Lengua Española (por razones que desconozco) la escribe aguda: gurú, grafía que respeto en el texto.

[3] Cf. mi Diccionario enciclopédico de las sectas, B.A.C, Madrid 2013, 5ª edición, en las palabras yoga, budismo, énstasis, hinduismo, Métodos del Potencial Humano, mística, panteísmo, prana, reencarnación de las almas, reiki, Sahaja yoga, sakti, saktismo, siddha yoga, sivananda yoga, taichí, zen, etc.

[4] Pueden verse algunos casos llamativos en M. Guerra, Las sectas, Edicep, Valencia 2012 2ª edición (respuesta a las 44 preguntas que suelen formularse sobre las sectas, etc.).

[5] Cf. "InfoRIES" 132 (2009) 1-18. En las pp. 1-4 la traducción castellana del documento: Directrices para evaluar el reiki como terapia alternativa. (RIES, acrónimo de "Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas/Rede Ibero-americana de Studo da Seitas", que, desde 2008, publica el boletín electrónico "InfoRIES" actualmente con más de 15.000 subscriptores.

[6]Téngase en cuenta que, en sánscrito (lengua de la cual procede el hindi o la lengua más mayoritaria ahora en la India) Átman etimológicamente significa "respirar-respiración" como el alemán atmen y el español/griego atmo-sfera = el ámbito de lo respirable.

[7] Cf. M. Guerra, La evolución del universo, de la vida y del hombre ¿El hombre compuesto de cuerpo físico o material ,cuerpo energético o inmaterial y de alma espiritual?. HomoLegens/Intereconomía, Madrid 2009, 250-259, etc.

[8]Así lo reconoce también para Francia MIVILUVES = Mission Interministerielle de Vigilance et de Lutte contre les Derives Sectaires, órgano oficial del Estado francés, en su informe del 19.V.2009. Cf. "InfoRIES", 146 (2009) 1-2.

 El Demonio Existe  

Ten cuidado el demonio existe

  

Soy Catolico y Que - Martin Zavala               
 
Soy Catolico y Que
Dios te ama Jn 3,14

 

Libros más recomendados

Please update your Flash Player to view content.